Vómito

Vómito.
Eso que tú me das.
Una mezcla de todas a quienes te comes y no te gustan
O te hacen daño .

Ojalá que cuando vayas camino a la cafetería te caigas y vomites tu comida.

Que de todo lo que tienes
hasta tu vómito es corrosivo,
Como las palabras pendejas que me dices cuando hablamos
y que me quitas por puro gusto

Al fin y al cabo tu vómito llega a ser otro mas de tus pinches fluidos.
Esos que sacas cuando estás excitado,
enojado
o hasta cansado.

El vómito que sacas forma parte de ti así como tus malditas cagadas.

Como tu mundo pendejo, en el que hablas puras idioteces.
El mundo ese en el que crees que me tienes.

El vómito es parte de tu comida y de tus jugos gástricos
Pasa por un laberinto para llegar a tus papilas gustativas
y ojalá lo saques cuando la estés besando
nada más porque quiero, porque me da la pinche gana que lo hagas.

nada me haría más feliz que saber que tu vómito es por causas razonables
que posiblemente se desarrolló como un mecanismo para expulsar del cuerpo veneno ingerido,
esos que te di sin que te dieras cuenta en los besos que nos dimos
maldito perro imbécil

la expulsión violenta y espasmódica del contenido del estómago a través de tu fucking boca.

Hay que ser amigos

Nuestro “algún tipo de relación” es más confusa y complicada que tratar de explicarla

-Hay que ser amigos- te dije.
Y a ti pareció sorprenderte.

Un día estamos bien,
parecemos llevarnos mejor
y a todos les sorprende porque nunca estuvieron acostumbrados a verte
así
sentado frente a mí

hablo de 50 centímetros de distancia
eso es muy cerca,
incluso para las que te quieren a secas

Ya un “hola” entre todos es demasiado para nosotros
¡No se diga de una conversación que pase de más de 5 palabras por cada uno!

No no no
tendría que recitarte todo un poema si así lo quisiera
pero,
por favor,
que nadie se cuenta.

que nadie sospeche que somos amigos
lo que nunca pudimos ser por el sólo hecho de tener cuerpo.

No hay que contárselo a nadie,
no podríamos con tantas preguntas
con tantos argumentos idiotas.

No hay que demostrarlo.
sigamos siendo lo que no hemos sido
a ver hasta cuando aguantamos.

Tendremos que amarrarnos las manos
forrar con diurex nuestros labios
y tratar de no ir al baño.

ya sabes,
porque en el baño uno se pone a pensar cosas
a lavarse las manos
trata de verse bien para atraer al otro
y es mejor que no lo hagamos.

Yo sé que podemos ser amigos
Nos lo hemos demostrado.

No traicionemos la confianza que por otro lado nos han dado.

A veces

No sé de qué depende
que a veces
platicamos camino a no sé dónde
y a veces pareciera que nadie existe

todo es a veces contigo
a veces esto
a veces lo otro.

No me das oportunidad en ningún momento de estar segura de algo
así es tu juego
el que vengo jugando
desde hace años

Te veo y pienso: ¿Qué pasará por tu cabeza?
Esa cabeza que estuvo entre mis piernas,
donde soldaba mis dedos
me encanta besar
la que se moría y revivía en medio de mis pechos

no sé de qué depende,
te lo juro
esas idas
y venidas
en carretera o en tu cama

donde podemos platicar a gusto
o estar muy inseguros

Donde podemos hasta sonreír si así lo deseamos
u odiarnos si así lo queremos.

Todo es a veces contigo
nunca me das oportunidad de estar segura de algo.

A veces me puedes contar tu día
y detalles que lo rodean

a veces me pides que te acompañe
o me acompañas a cosas banales

a veces te lo juro,
pareciera que me quieres
y otras veces…
bueno, para qué te lo cuento
tú lo sabes mejor que yo

Todo es a veces contigo
nunca me das oportunidad de estar segura de algo

o quizá sí,

A veces eso he pensado
que lo único seguro
es que nos buscamos y nos seguiremos buscando

No hemos madurado

Todo quedó entre nosotros, lo juro.
Esas conversaciones en WhatsApp dónde me pedías estar contigo de la forma en que sea quedaron eliminadas.
Ni rastro de tus propuestas y ni de mis respuestas.
Pareciera que nunca estuviste en primer lugar de mis tontas conversaciones.
No estoy en tus contactos,
ni tú en los míos aunque nos unan no sé cuántos grupos.
Quizás así sétimos que triunfamos el uno sobre el otro.
Borrándonos.
No hemos madurado.