Sobre el extrañarte

Deseo, no sabes cómo lo deseo
encontrarte por algún lugar o no lugar,
Esos que dicen que todo mundo transita
Lugares de paso,
ahistóricos
impersonales.
Algunos de los que recorrimos.
Donde nos cogimos y le dimos historia
los volvimos personales
importantes.
Todos los días que salgo me la paso con un presentimiento forzado
Engaño a mi consciencia y así quizás haya más posibilidades de verte,
Porque creo en esas cosas,
que la mente atrae
aunque no me ha funcionado.
¿Ley de atracción se dice?
Qué mamada
¿Lo hago mal o qué onda?
¿Hay un manual?
Quizás necesito drogas alucinógenas.
O solo emborracharme para no razonar y forzar ese encuentro yendo a tu casa a gritar que me estoy volviendo loca.
Y no loca de esas o esos que se llaman así solo por pensar que sus leves cambios hormonales están de moda.
Empiezo a identificar a las dos que viven dentro de mí con doblepenseos que a una le parecen absurdos y viceversa.
Una me dice que no te busque.
Otra, una reciente noche, se puso ansiosa y le dieron ganas de hablarte.
Me peleé con ella.
Me tumbó en la cama.
Me hizo llorar.
Espera, parece que son 3 ahora.
Una dice que te busque, que te llame
otra que no lo haga
y está ésta que te escribe poemas y los deja a la deriva para que los leas.

ADO

Cada que por alguna razón voy a comprar boletos al ADO,
cada que entro
o cada que voy a algo más o menos parecido,
se me vienen a la mente los viajes hechos con un día de planeación
whatsapps de a decenas que me hacían desesperar
“Ve por los boletos, ahí te veo. Méteme a la fila, ya llego.”
Qué pendejo.
Y ahí me ves mintiendo,
diciendo: “Papás, voy a ver a mi amiga. ¿Me dejan ir 3 o 4 días?”
Y ahora que lo pienso: ¿Tú qué carajo decías?

Por otra parte,
seleccionar los asientos siempre fue fácil,
“37 Y 38”
Cerca del baño
Tú del lado de la ventana.
¿El horario?
Noche, por favor.
Porque cuando todo se apaga el pene emerge
y la vagina se humedece.

Por otro lado,
cuando estemos a punto de abordar,
si nos preguntan que por qué nos vamos juntos,
¿Qué digo? ¿Que eres mi amigo?
¿Qué dices? ¿Que soy una compañera de la escuela?
¿Qué hacemos? ¿Mentimos?

Yo también estoy emocionada
ya quiero estar en el concierto contigo tomando cerveza
y luego irnos al hotel y a ver qué pasa
aunque es chistoso porque ya sabemos todo el juego.

Y cuando estemos esperando la hora…
te veo en las bancas que están entrando a la izquierda
cerca de la puerta número 2
no sé qué anden nos toca.

¿Lo entiendes, verdad idiota?
Ok, nos vemos
te quiero.

Ya llegué, ¿Dónde estás?
Tarde como siempre.
Apúrate, tenemos que documentar.

Hola. ¿Listo?

“ADO, Siempre primera. Anuncia su salida con horario de 23 horas 59 minutos con destino a la ciudad de México Tapo. Favor de pasar a abordar el autobús número 20 pasando por la puerta número 2 estacionado en el anden numero 9. Por su atención y preferencia autobuses ADO Siempre primera.”

Qué bueno que trajimos ropa fácil de quitar.

Para la gente

Siempre habrá gente que de alguna u otra manera le moleste lo que escriba.
A eso ya me acostumbré desde hace algunos años,
reclamándome el por qué escribo “sobre ellos”
y otros reclaman que por qué no escribo “para ellos”
siempre han sido difíciles
dificilísimos
pinches hombres
pinches mujeres
alguna que otra diciendo que si no sé que equis wey tiene “Mujer”
¿Que qué pretendo?
No pretendo absolutamente nada más que escribir lo que siento
y no por él.
Además, no te ves de las chicas que se sientan propiedad de un hombre
pero bueno,
aún así arruinas el momento.
Me haces gastar tiempo.
¿Y qué tal los weyes que piensan que todo lo que publico es por uno de sus amigos?
Me castran,
al final siempre a mí es a la que reclaman.
Ya,
déjense de mamadas.
Me cagan.

Sobre el placer

Deberíamos de sentirnos orgullosos por sentirnos vivos en medio de un mundo de gente zombificada que cree le importa todo pero en realidad no le importa nada.
sentir dolor que mata en la montaña rusa que llevamos por vida es una cosa extraordinaria.
Ese dolor viene del universo
infligido por las pinzas de Cáncer,
cangrejo cósmico que nos observa desde alturas inalcanzables.
Y en esto que tenemos vivimos peleas, discusiones, fiestas y a las misma relación con un sentido egoísta,
culpamos al narcisismo del otro por amarse tanto que no la de tiempo para amarnos a nosotros
y nos enojamos,
paradójicamente.
Se dice no hay nada aún más aniquilador y antivital que el desamor mismo como no saber sufrir ese dolor que nos hará ir más adelante directo al placer.
Como un placer incompatible con nosotros,
pasional
potencial
destructivo placer de la imaginación,
en lugar de activo y virtuoso placer de la razón:
¿Dejarlo para otro mundo
para otra vida?
No.
Yo no quiero una relación donde no peleemos,
tenemos sentimientos y qué aburrido ser todo el tiempo felices,
sin mentarnos la madre o mandarnos a la verga.
y si el propio narcisismo es el placer que deviene de esa recompensa a la que el dolor nos estimula,
qué rico sentir dolor estando contigo, mi amor.