@tunombredeusuario

Entre I love u de Pato Watson
Bufi
y u and me de disclosure, mi amor
pienso en ti
y mi mente se desordena
se inventa enfermedades mentales
hipocondría.
Maniaco depresiva cuando no estoy contigo
inicios de trastorno de doble personalidad cuando tampoco estoy contigo.
hasta quizás esquizofrenia tenga mi pobre cabeza.
Otra vez con ésta hypé-rbole

Chulo.
Estoy en nuestro café favorito
vente
te invito una bebida con mis tarjetas llenas sellitos que guardo en secreto para dártelas.

Todo esto pensado entre las stalkeadas a las 3 de la mañana
cuando me doy cuenta que tu nombre de usuario ya no está.
Y pienso lo peor
porque en este país ya no se sabe a quién van a matar y por qué lo harán.

¿Dónde estás?

¿Por que tuiter dice que no existes?

¿Quién le dio derecho a ese pajarito de decidir sobre tu existencia?

No me dejes sola entre este universo virtual lleno de tuits violentos.
No me dejes entre bots que crean tendencias falsas como campaña a un próximo gobernador en Oaxaca.

Por favor,
no borres tu cuenta, mi amor.

No me dejes acompañada solamente de noticias espeluznantes.
Sin tu nombre de usuario que me da esperanza.
Porque los números se mueven,
tu espacio queda desocupado,
opaco sin tus pensamientos hechos sinopsis.

Monitoreo tus demás redes sociales con la esperanza de saberte vivo virtualmente
pero ni tu fanpage de facebook me aparece.

Sin sentido.

¿Por qué nombredeusuario tuiter dice que no existe?
Intentas ser inlocalizable en un país donde te matan por publicar un reportaje
Lo entiendo
Pero no te vayas así.
irrasteable.
acuérdate de lo que alguna vez aprendimos
“si nos autocensuramos estamos poniendo en peligro a los que no lo hacen”.

Hago clic entre los usuarios de un tuit que los dos likeamos
porque hasta en tus favs me metí alguna noche cuando seguramente te extrañaba tanto que verte en una composición tipográfica me calmó.

Me siento unida a ti de alguna manera cuando toucheamos aquel corazón hipócrita que mantiene con vida a los caracteres que dicen que el pontifex viene a México.

seguido de otros 140 que hablan de asesinatos cometidos por asesinos seriales que encajan perfecto en el perfil de políticos sociópatas.

Personajes complejos que meten cada día en ésta telenovela llamada presidencia de Enrique Peña Nieto.
Promocionales que no hacen otra cosa más que no dejar espacio en la agenda para tópicos que realmente valen la pena
a los que tenemos ésta enfermedad de inmediatez extrema.
¿Qué a quién le importan?
Pues a un país entero, idiota.

No te vayas y me dejes sola en este ciberuniverso lleno de tuits violentos.
Me siento unida a ti cuando toucheamos el mismo corazón hipócrita de un tuit.
Deja a los demás decir que la opinión pública no sirve de nada.
Parece que todavía viven en tiempos de la aguja hipodérmica.

Yo sólo quiero seguir viendo tuits que me enseñen que aún existen personas que aman a nuestro país.

Género musical

I
Publico y después borro tuits porque me da pena que veas que aún pienso en ti.

II
Si fueras una estructura geológica serías un volcán lleno de magma ansioso por explotar
Y si fueras un objeto astronómico serías meteorito
con THC dentro destellando meteoro cannabis.

III
Mi poema incompleto no me permite salir de la página de inicio de fb.
Aún así tiemblo al escuchar música electrónica
porque tú y nuestras fiestas no se me salen de la cabeza.

IV
Estaba acostumbrada a escuchar a Álvaro Carrillo fuera de la universidad.
En ese momento no supe qué era mejor. Si el que todos supieran o el que todos lo ignoraran.
Compartir el ya nada secreto amorío que tenemos.
Se podría decir que aquí no es el centro histórico de nuestra ciudad patrimonio pero bien que te recuerdo.
La melodía Carrillesca se escucha con más melancolía y me dan ganas de contarle a mis amigas que te extraño pero solo a ratos.
Al final, siempre termino tosiendo el hálito del chile seco al acordarme de que no me has hablado.

V
Que me dijiste que cultivara el hábito de rodearme de gente que escuche mucha música.
Que me haces escuchar a Mile Davis, Kronos Quartet y a HOMESAHKE como las canciones de las fiestas de mi amor idealizado.

La sensual categoría musical que nunca olvidaré. Piazzola.

Me conviertes en melómana en cada recomendación que me pasas por spotify.

VI
Emerge de la bocinita de la lap otro género musical.
El tecno me recuerda al otro bato y me quiero descuartizar el cerebro por extrañarle tanto.

VII
Tanto amor siento por ti como por otros dos.

VIII
Cada género es un hombre en mi vida
pero la electrónica me hace agonizar aún más.

¿Quién no ha llorado con una canción tan bailable como la libertad?

Me dan ganas de buscarte
sonreír
tomar tu cerveza
y convencerte de que me la metas,

decirte de que es lo mejor que me puede pasar.
Porque es cierto,
es lo mejor que me puede pasar.

IX
Porque me encanta el reflejo de las luces en el pavimento mojado.
¿No crees que los días lluviosos siempre tienen algo de especial?
Debemos aparecer en una pintura de Hsin Yao Tsen para trascender un poquito mientras platicamos de cosas de las que intento hablar con otros batos.

X
Claro, ahorita estoy más enamorada de él porque escucho electrónica.

XI
Ya lo cambio a Álvaro Carrillo otra vez.
O al blues que nos gusta tanto
y te querré más a ti.

Solo es el momento el que me obliga a escribir todo esto.
La música
el género.

El que me hace enamorarme de cada uno de ustedes en un instante determinado.

Las bolsas de smog empieza a cantar desde YouTube.

Ya te quiero hablar para que me mandes más música por email en una lista interminable de links variados invisibles sin enlaces de la world wide web.

XII
No sé a quién hacerle más caso,
si a Carrillo o Jamie XX.
Que según Marvin magazine:
Tres lustros han sucedido desde el inicio del nuevo milenio,
hemos presenciado el cambio de la música,
desde su creación hasta su consumo.

Cuánto ha ganado la subjetividad sobre la argumentación
en una actualidad en la que se busca desesperadamente la originalidad.

XIII
Géneros (los llamó así en vez de “demonios”) y terror psicológico peleándose dentro de mi cabeza durante las noches en las que en mis sueños detengo el tiempo
y no avanza
y no acaba.