Your presence in Apollinaire

Maintenant tu marches dans Paris tout seul parmi la foule
L’angoisse de l’amour te serre le gosier
les étincelles de ton rire dorent le fond de ta vie
L’amour dont je souffre est une maladie honteuse
Et tu observes au lieu d’écrire ton conte en prose

Et tu bois cet alcool brûlant come ta vie,
ta vie que bois comme une eau-de-vie

Vienne la nuit sonne l’heure
Les jours s’en vont, je demeure

Pour mes pensèes de tous pays de tous les temps
et de la musique
de la musique

je vous aime
comme l’insecte nocturne
aime la lumiére

Il y eut des questions si extravagantes
et des réponses tellement pleines
d’ápropos
Que c’était á mourir de rire

On se disait
au revoir
Á demain
Á bientôt

Que lentement passent les heures
comme passe un enterrement

je ne saurai plus oú me mettre
tu seras loin, je pleurerai.

Extractos de Alcoholes, Apollinaire.

Lubricación

Tú vestido de falsa pureza y yo verde como el moho.
Te impregno de humedad.
Con mi textura de terciopelo
El vestido es tan corto
Tan entallado que los meseros se dan cuenta que me quité los chones en el baño.
Tan resbaloso que se te salió de las manos para caer en el suelo del motel.

Pero a veces,
sólo se escurre
Y poco a poco con tus piropos raros
Con tus dedeadas en medio del restaurant donde nos observa una cámara
y seguro
Detrás
Se encuentran esos mismos meseros que se dieron cuenta que llevaba mis bragas en la mano.

Me conviertes en moho con 4 semanas sin verte.

La humedad se guarda en las entrañas
Y empiezo a ser verde.
Mi aroma vaginal se expande y llega a mi nariz
Para confirmar que sí,
Soy moho cuando no estás aquí.

Me prendo.

¿Dónde carajo te metes 31 días?

Aún así logró esperarte
Sin mucho esfuerzo
Y si es necesario,
Si ya no aguanto
Me masturbo
Porque si no
exploto
De flujo vaginal .

Por tu culpa

Te lo dije.

Bésame

Quítame la humedad natural
Úntame tu saliva
Coge el óxido de mis calzones.

No quiero que creas que me compré ese vestido solo para verte
En realidad es el moho que tiene mi piel por tanta lubricación vaginal
que me sale al pensar
En que hace 4 semanas
a ésta misma hora
me besaste el vientre
Y llegaste a mi insaciable dispensador de ph.

Súper Luna Roja

Quizás ya no me quieras.
Igual y no me contestas.
Pero no quiero dejar pasar ésta noche irrepetible hasta 2033
dicen…
Se juntan dos fenómenos astrológicos
una súper luna
y un eclipse

En lo que llevamos de vida es la primera vez que pasa algo así
y sólo puedo pensar en ti.

Te quiero
mucho por lo que veo.
Y lo he pensado bastante.
Me he metido por agujeros de gusano escondidos en el aire
y He ido
y venido
del futuro,
del pasado,
del presente,
del hubiera,

nunca estática,

y en esos tiempos
(algunos inexistentes dicen)
aún te quiero.

En serio.
Me he visto
recordándote
poniendo las canciones que me recuerdan a ti y cantándolas
mientras estoy con alguien que no conozco aún.

Por lo que no pasará en 18 años,
ya sabes lo que dicen…
“Hazlo ésta noche.”
“No se repetirá en mucho tiempo”
“Llénate de energía”
Y esa energía tuya me motiva.

Y en el 2033 lo volveré a decir
y si desapareces te encontraré
sólo para decirte otra vez:
te quiero hoy y hace 18 años también.

Early Semestre

“Námaste” me dice el flickr mientras pienso en ti.
“Ahora sabes saludar en hindú”
Ajá sí.
Entretanto veo la mesa vacía
en medio de la cafetería
llena de todos esos novatos en su primer día.

Te extraño aunque estés cerca,
en la biblioteca o donde sea que estés dentro de la escuela
¿Qué haces?
¿Por qué no me saludas?

Te extraño, bato hermoso.
Desayunemos juntos y arreglemos nuestras putas diferencias
te invito un latte.
te invito una memela con queso.
te invito un beso de lenguita
¿Qué haces?
¿Por qué no me saludas?
Hagamos pareja de nuevo,
dijimos que haríamos equipo en las clases locas que nos tocan siempre que el semestre lo permita
ven, siéntate conmigo.
te extraño, bato hermoso.
Ven te digo
Te invito un semestre bien bonito.

Viajeros en el tiempo

Es curioso ver que estamos en los mismos lugares pero en diferente tiempo, entre de todo eso nos encontramos pero seguimos sin hablarnos.
Tú estás allí y yo aquí y viceversa, somos como viajeros en el tiempo encontrados en mal momento.
A veces coincidimos, pero sólo a veces, cuando ninguno de los dos quiere que es casi siempre.
No queremos por orgullo que precisamente es lo que nos une a veces, nadie habla, sólo pasa.

20140518-170210-61330250.jpg

Desnudos

Daniel
“Te quiero hasta lo más recóndito de tu universo caótico”

La primera vez que estuvimos juntos, tuvimos mucho tiempo para estar uno al lado del otro en silencio, viendo la misma película, sin que yo supiera quien era él ni él pudiera saber junto a quien estaba.Tenía miedo de que se acabara, estaba aterrada ante el conocimiento de que forzosamente llegaría el momento en que él iba a hablar con la chica que había visto antes tantas veces sin saber que ella también reparaba en él. Siempre hay esa expectación. Y luego, cuando las cosas se realizan no alcanzan lo que se esperaba. Yo tenía miedo de que Él no encontrara lo que esperaba en mí, pero tenía mucho más miedo de que él me desilusionara y me quedase sola después, con mi antiguo amante de nuevo, dándole razón al aburrimiento. No pasó eso. Nunca ha pasado eso. Él me mantiene siempre a distancia, como si no quisiera más que verme, contemplarme, como lo hacía antes de que nos habláramos por primera vez. Fue rarísimo cuando pudo tocarme y cuando nos besamos. Creo que él no lo supo. Sentía que me estaba usando, como si yo no existiera o mi única posibilidad de existencia fuese que me usara. Nos acostamos la primera vez en su casa ¿Y sabe lo que hicimos después? Nos vimos uno al otro, desnudos, de frente. Eso eramos los dos y eso hemos sido siempre. La desnudez. No del alma, que no tiene ninguna profundidad contra lo que ustedes piensan, sino del cuerpo, que como

es sólo superficie, apariencia, es insondable. Cuando Él se acuesta conmigo es como si me buscara y me buscara y nunca llegara al fondo. ¡Es tan engañoso luego estar uno al frente del otro! Así nos hallamos entre los demás, con el mundo a nuestro alrededor.

 

Inspirado por “Crónica de la intervención”

“Vamos a coger” de Guzhtabo García

Vamos a coger
Supón que empezara así el mail
El intento de poema, mensaje o whats.

Venga, vamos a follar como locos hambrientos de sexo
Hasta quedar dormidos
Hasta que nos duela cada musculo
Y ninguno de los dos pueda gemir o gritar más
Que sólo nos queden fuerzas suficientes para aun poder respirar
Supongamos que así continúa el mail, poema, mensaje o whats
Crudo y mundano ¿sincero?
Un texto totalmente diferente a todos los que provocaste
No habrá en todo él ni la mitad de un te quiero
Ni la sombra desvaneciente de tantos escritos, pasados.

Un mail, poema, mensaje o whats
Para sólo una invitación carnal
Sin sentimientos
Al final tú ganaste
Te regalo tener razón
No era amor, si acaso pasión
Sólo un hombre más que quería acostarse contigo
Imagina la escena: vodka (otra vez) como nunca
Ebrios y desnudos engañando al olvido
Al pasado mismo

Un mail, poema, mensaje, o whats como tantos
Que cual llaves me abren más que puertas de habitaciones

Fuiste al amor más sincero
La querencia más sublime
Apenas un beso
Me enseñaste que enamorarse (realmente)
Es definitivamente una mala inversión
Que en cuestiones de dos
Hay que dejar todo sólo en la piel
Sexo nada más
Olvida ese hipotético mail, poema, mensaje o whats
Sólo ven cuando gustes, ya no hay ayer.

“Vamos a coger” de Guzhtabo García.

20140425-225257.jpg